6 consejos para elegir un Duvet Cover

El Duvet es la funda en la que se inserta el plumón y se ha convertido en un elemento básico en nuestro closet de linos, ya que no solo nos sirve para cobijarnos, sino que nos permite imprimirle un toque de color y personalidad a nuestra cama.

(Te puede interesar también: ¿Duvet o edredón? – Diferencias y cuál comprar)

Para que tu compra sea segura y no te equivoques en la elección, te revelamos 5 consejos que te ayudarán a tomar la mejor decisión:

  1. Material

Es un factor clave y deberíamos ser tan exigentes como lo somos con nuestras sábanas, ya que es muy probable que terminemos teniendo contacto directo con el Duvet. Bien sea porque decidimos no utilizar la sobre sábana, o porque la misma suele rodarse y desaparecer durante la noche.

Existen diferentes opciones, para todos los gustos y todos los bolsillos: poliéster, algodón, géneros, lino, Jacquard, entre otros. Los más populares son el poliéster y el algodón, siendo este último el más recomendable por su origen natural, su frescura y su durabilidad. Busca alternativas que sean 100% algodón.

Para conocer más sobre estos materiales, te recomendamos leer: ¿SÁBANAS DE ALGODÓN O DE MICROFIBRA? VENTAJAS Y DESVENTAJAS

  • Diseño

Una de las mayores bondades de los Duvets es que permiten cambiarlos fácilmente y con eso podrás imprimir un toque de personalidad y versatilidad a tu cama.

Podrás encontrar desde colores planos y sobrios, hasta diseños coloridos y personalizados. La recomendación es contar con una variedad equilibrada que te permita traducir tu estado de ánimo y plasmar cada ocasión en la decoración tu habitación.

(También te puede interesar: 5 recomendaciones para incorporar los colores Pantone del año en tu hogar)

  • Dimensiones

La medida de un Duvet suele estar asociada a la medida del colchón. Sin embargo, es recomendable verificarlas porque en ocasiones puede quedar muy corto o muy largo, lo que le restará estética a tu cama.

Si buscas una caída de entre 40 cm y 45 cm (lo ideal para que cubra el colchón y un poco de la base cama)

  • Garantías

La garantía es clave para que puedas hacer una compra segura y libre de riesgos. Además, la calidad de los textiles suele ser directamente proporcional a la garantía que ofrecen, por lo que ésta puede ser un indicador claro del tipo de producto que estás comprando.

La garantía por defectos de fabricación debería ser como mínimo de 1 año, aunque existen marcas que ofrecen hasta 2 años, dando fe de la confianza en la calidad de sus productos.

Sin embargo, no solo es importante el tiempo de la garantía, sino lo sencillo que sea reclamarla. Antes de realizar la compra, asegúrate de que este proceso sea fácil, transparente y expedito. Evita aquellas marcas que te pidan muchos requisitos, pongan muchos obstáculos o pretendan cobrarte costos asociados a la devolución (gastos de envío, administrativos, etc)

Consejo especial: Existe marcas, como D&C Home, que ofrecen un período de prueba de 60 noches, lo que te permitirá probar el Duvet y comprobar su calidad sin ningún tipo de riesgo de equivocarte en tu elección.

  • Elementos de ajuste

Es uno de esos pequeños detalles, pero de gran relevancia. Uno de los problemas con los que te podrías encontrar al utilizar un Duvet en vez de un edredón o cubrelecho, es que el plumón podría rodarse durante la noche, lo que generaría incomodidades y zonas al descubierto.

Para evitar este potencial problema, asegúrate de que el Duvet contenga lazos internos que permitan atar y sujetar el plumón.

También es importante que contenga algún elemento de cierre en el extremo inferior, por donde se introduce el plumón. Lo más común y recomendable son botones de plástico o madera, que evitarán que el plumón se salga o se pueda llegar a ver.

  • Marca

Finalmente, no hay mayor respaldo o garantía que el de una buena marca. Para poder identificarla, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

– Su página web debe tener una estética bien lograda y una navegabilidad amigable
– Debe contener un apartado sobre la empresa, su historia y personas detrás de la misma
– Debe contemplar un apartado de Términos y condiciones, Política de privacidad y Política de garantías
– Ideal si cuenta con algún sistema de mensajería o comunicación instantánea, como puede ser un chat en la página o un número de Whatsapp
– Visita sus redes sociales y verifica tanto la calidad de su contenido como su actividad e interacción con los usuarios
– Revisa los comentarios y valoraciones, tanto en la página web como en redes sociales y Google
– Pregunta a amigos y familiares si conocen la marca y cómo han sido sus experiencias con la misma
– Busca en Google por noticias y reportajes sobre la marca. No hay mejor aval que el de un medio de comunicación conocido y respetable


Related Posts

Leave a comment