Necesitas cambiar tus sábanas y no lo sabías

Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, y aunque parezca mucho y para algunos un desperdicio de tiempo, es completamente necesario para que podamos rendir el 100% de nuestra capacidad los otros dos tercios de nuestra vida.

Un 25% de la población mundial sufre de problemas de sueño y estos problemas tienen múltiples causas, pero las más comunes son estrés, ansiedad, malos hábitos durante el día, tener un mal colchón o dormir con unas sábanas de mala calidad o desgastadas.

Aunque a veces pasen desapercibidas, las sábanas son uno de los elementos más importantes a la hora de conseguir un descanso reparador ya que es nuestro contacto más directo con la cama.

Importancia de unas sábanas de calidad

A simple vista pueden parecer todas iguales, pero de la calidad de nuestras sábanas dependerán múltiples factores como:

  • Temperatura: Dependiendo del material, el tipo de tejido y la cantidad de hilos, las sábanas pueden ayudar a regular la temperatura corporal, o por el contrario, aumentarla hasta el punto que trastorne nuestro descanso.

  • Transpirabilidad: Relacionado al punto anterior, unas sábanas que transpiren nos mantendrán frescos durante toda la noche, o nos harán sudar si no son de buena calidad.

  • Suavidad: La frase “dormir como en las nubes” hace alusión a este aspecto. No hay nada como dormir en unas sábanas extra suaves, y no hay nada peor que dormir con unas sábanas ásperas y motosas. 

  • Comodidad: No solo es la suavidad, sino la sensación que generan al contacto con el cuerpo. Para gustos los colores, pero creemos que las sábanas sedosas o satinadas son las que mejor sensación generan.

Te puede interesar también: 5 razones por las que deberías invertir en sábanas de lujo

Señales que indican que debes cambiar tus sábanas

No esperes a cambiar el colchón o mudarte para cambiar tus sábanas. Esto deberías hacerlo todos los años idealmente, pero mínimo cada 2 años.

También te puede interesar: ¿Cada cuánto deberías reemplazar todos los elementos de tu cama?

Sin embargo, presta especial atención a estas señales que indican que debes reemplazar tu ropa de cama de inmediato:

  • Se formaron motas o “pilling”. Esto es reflejo de una mala calidad del textil y no solo hará que pierda su suavidad, sino que puede llegar a molestarte e incomodar durante la noche.

  • Se volvieron excesivamente delgadas. Esto no siempre es fácil de notar, pero los textiles de fibra corta suelen ir perdiendo su consistencia con el paso del tiempo, lo que hará que la sábana pierda parte importante de sus cualidades.

  • Están rotas o tienen manchas inamovibles. No solo por estética, sino por salubridad deberías cambiarlas de inmediato.

  • Los bordes están deshilachados. Esto es señal de una mala confección y una vez llegados a este punto, es cuestión de tiempo que toda la sábana termine de estropearse y quedar inservible.

  • La tela se ha vuelto áspera o rígida. Si tus sábanas no son 100% de algodón, es posible que se vuelvan más ásperas con el tiempo, lo que generará una sensación de incomodidad y sentirás que perdieron toda su suavidad, el principal atributo de una lencería de calidad.

  • Detectas un olor permanente. En ocasiones el textil puede absorber ciertos olores que no se irán con las lavadas, lo que es señal de que debes reemplazarlo de inmediato, ya que este olor puede ocultar alguna descomposición u otras afecciones para la salud.

Si después de leer este artículo evidencias que necesitas cambiar tus sábanas, te recomendamos aprender sobre estos 4 consejos para elegir tus sábanas y no equivocarte.


Related Posts

Leave a comment