Todo lo que debes saber sobre el certificado OEKO-TEX para textiles

Cada vez más, los consumidores van ganando consciencia sobre cómo se fabrican los productos que consumen. Esto ha elevado la responsabilidad empresarial de los fabricantes, adoptando prácticas de producción más limpias, éticas y socialmente conscientes.

Para comprobar y avalar estas buenas prácticas, nace en 1992 la Asociación Internacional Oeko-Tex, con sede en Zúrich. Actualmente opera en más de 40 países y sus diversas certificaciones y estándares, incluidos Oeko-Tex Standard 100, se han convertido en la mejor guía para la seguridad del consumidor.

En definitiva y en lo que respecta a la seguridad del producto y la responsabilidad social, Oeko-Tex es una de las etiquetas más conocidas en todo el mundo, por eso es importante saber qué significa, qué certifica y qué diferencia existe contra otros estándares del mercado.

¿Qué es OEKO-TEX?

La Asociación Internacional Oeko-Tex se establece en respuesta a las crecientes preocupaciones mundiales sobre la seguridad de los productos. En su primer año de existencia, la organización presentó su certificación más famosa: la Norma 100. Los productos que llevan esa etiqueta están libres de niveles elevados de más de 100 sustancias nocivas y peligrosas para los seres humanos y el medio ambiente.

Los criterios de Oeko-Tex Standard 100 se revisan y actualizan cada año, y dado que se trata de un estándar global, los requisitos de certificación son universales independientemente del país.

Las empresas que quieren que sus productos estén certificados se postulan voluntariamente y dieciocho laboratorios independientes en todo el mundo prueban los productos. Después de 12 meses, los fabricantes deben volver a solicitar la actualización de sus certificados.

Para validar la legitimidad de una etiqueta Oeko-Tex, puedes dirigirte a https://www.oeko-tex.com/en/label-check y comprobarlo en línea.

¿Cuál es la diferencia entre OEKO-TEX y “orgánico”?

Oeko-Tex certifica la seguridad y “limpieza” de un producto terminado y sus componentes. Por ejemplo, si compras unas sábanas con certificación Oeko-Tex, puedes tener plena seguridad y garantía de que no se utilizaron productos químicos nocivos para procesar la tela.

Por otro lado y de manera desafortunada, hoy en día el término “orgánico” está de moda y se utiliza en exceso y, lo que es peor, muchas veces se utiliza mal. Lo orgánico se refiere a cómo crecen las fibras que posteriormente se convertirán en un textil, sin embargo, no existen reglas claras ni homogéneas que los fabricantes deban cumplir para etiquetar sus productos como orgánicos. Si bien lo orgánico podría garantizar que el cultivo se hace de manera limpia y respetuosa, no garantiza los procesos posteriores de transformación hasta que el producto llega hasta nuestras manos.

En resumen, un producto con certificación Oeko-Tex garantiza una mayor sostenibilidad que un producto etiquetado como “orgánico”

¿Cuáles son las clases de producto que el OEKO-TEX Standard 100 contempla?

El estándar 100 abarca una gran cantidad de productos y materias primas. Como no todos pueden evaluarse con los mismos criterios, Oeko-Tex desarrolló cuatro clases de productos, donde cada artículo se clasifica según su uso:

  • Clase 1: Productos para bebés y niños pequeños. Este es el grupo de productos más regulado y estrictamente probado. Debido a que la piel de los bebés es muy sensible, requiere un cuidado y protección especiales.
  • Clase 2: Incluye todos los productos que entran en contacto directo con la piel. Pueden ser prendas de vestir como camisetas, calcetines o ropa interior, y textiles para el hogar como toallas de baño y ropa de cama.
  • Clase 3: Los que tienen muy poco o ningún contacto con la piel. Por ejemplo, prendas de vestir para exteriores como chaquetas y abrigos, cinturones y demás accesorios.
  • Clase 4: Incluye textiles y productos utilizados para la decoración, como muebles, materiales de tapicería, cortinas y manteles.

¿Dónde comprar ropa de cama con certificado OEKO-TEX?

Actualmente, solo existe una marca en el mercado colombiano que ofrece ropa de cama con certificación OEKO-TEX: D&C Home.

D&C Home es una maca colombiana, pero que trabaja con textiles de la India, Turquía e Israel, los cuales están catalogados como los mejores del mundo. Sus productos, 100% de algodón, no contienen blanqueadores ni tintes tóxicos, por lo que son más seguros no solo para los humanos, sino también para el medio ambiente.

Todos los productos de D&C Home están hechos con algodón de fibra larga de primera calidad, cultivadas de forma sostenible y convertidas en sábanas y duvets, bajo una cuidada y meticulosa confección.

Y lo mejor de todo, ofrecen precios sensatos a pesar de su altísima calidad y seguridad.


Related Posts

Leave a comment