¿Eres un búho o una alondra? Descubre las ventajas y desventajas de trasnochar o madrugar

Existen tres grupos de personas clasificados según su ritmo diario de actividad: un 20-25% son matutinos (también llamados alondras), otro 20-25% son vespertinos (búhos) y un 50-60% son intermedios (colibríes). Si no sabes identificar rápidamente a tu grupo, es probable que seas un colibrí.

El pertenecer a un grupo u otro no tiene por qué ser ni bueno ni malo, lo importante es que tanto mental como físicamente sintamos que respetamos nuestro ciclo natural y que el mismo se acople con nuestra jornada y rutinas diarias.

Se estima que el pertenecer a un grupo u otro depende 50% de nuestra genética y el otro 50% es determinado por el ambiente y los hábitos que nos propongamos tener. Por lo tanto, la buena noticia es que ser un búho o una alondra dependerá en gran medida de lo que queramos y necesitemos en cada etapa de nuestras vidas.

Sin embargo y como regla general, los madrugadores deberían exponerse a la luz solar por las tardes, mientras que los trasnochadores deberían buscarla por las mañanas.

A continuación, te contamos las principales ventajas y desventajas de ser un búho noctámbulo o una alondra madrugadora:

Búhos

Ventajas:

  1. Mayor coeficiente intelectual“Los niños más inteligentes tienen más probabilidad de convertirse en adultos nocturnos que se van tarde a la cama y se despiertan tarde entre semana y durante el fin de semana”. Es lo que afirma Satoshi Kanazawa, científico evolucionista de la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, después de realizar una investigación en más de 20.000 estudiantes.

    Una explicación posible, según el psicólogo Bertrand Regader, es que los hábitos nocturnos podrían darse a una novedad evolutiva, ya que los mismos no podían ser practicados por nuestros ancestros por depender de la luz solar para realizar ciertas actividades esenciales, como la caza y la recolecta.

  1. Mayor fortaleza físicaPuede parecer extraño, pero según un estudio, los que trasnochan presentan mayor resistencia en las piernas, sobre todo pasadas las 21:00 h. Esto puede deberse a que su cerebro muestra un mayor grado de excitabilidad del sistema nervioso central durante las noches, lo que inyecta una cantidad extra de energía y resistencia corporal.

    Así que ya sabes, si eres un búho, el momento en el que más rendimiento tendrás entrenando es al final del día.

  2. Más creatividadVarios estudios realizados arrojan en sus resultados que las personas noctámbulas son en promedio más creativas que las matutinas.

    Esto podría explicarse por la inclinación a no seguir las reglas de las personas vespertinas. Tal como lo explica el psicólogo Bertrand Regader: “Los individuos inteligentes son los que se muestran más capaces de adherirse a unos hábitos novedosos, y hablamos de creadores y genios; es probable que pensemos en sujetos que no se dejan arrastrar fácilmente por las imposiciones culturales, como por ejemplo el hábito de irse a dormir pronto y levantarse temprano, prácticas que quizá asociamos a una cierta noción de orden social, al cumplimiento de la jornada laboral, propias de un estilo de vida más metódico y organizado, y también más gregario”

  3. Pueden permanecer mentalmente alertas durante más tiempo

    Si bien no existe una diferencia marcada en la capacidad de concentración durante las primeras horas después de levantarse, a las 10 horas y media de despertar, los madrugadores tienen menor actividad en las regiones cerebrales asociadas a la atención y al reloj circadiano, en comparación con los trasnochadores.

Si eres un búho, compartes horario con estos reconocidos personajes: Barack Obama, Winston Churchill, Charles Darwin, Bob Dylan, Elon Musk, Bill Gates, Richard Branson, Donald Trump.

Desventajas:

  1. Existe 10% más probabilidad de morir por enfermedades cardiovasculares, respiratorias o diabetes
  2. 90% más propensión a sufrir desórdenes psicológicos
  3. Más propensos a fumar, beber alcohol y utilizar drogas
  4. Mayor riesgo a sufrir problemas de depresión y ansiedad

Alondras

Ventajas:

  1. Son más felicesSegún un estudio de la Universidad de Toronto, las personas que madrugan son más felices y sienten mayor satisfacción en sus vidas. Esto básicamente porque al levantarse temprano, favorecemos la sincronización de los ritmos biológicos, los cuales están directamente vinculados con la luz solar y los ciclos de la naturaleza.

    Por lo tanto, despertarse temprano te hará sentirte más enérgico, optimista y empezarás la jornada más activo.

  2. Obtienen mejores notasAsí es. Aunque los búhos parezcan ser más inteligentes, posean un mayor coeficiente intelectual y sean más creativos, los madrugadores suelen obtener mejores notas porque son más metódicos, responsables y suelen estar más despejados en los horarios en los que se presentan los exámenes.
  3. Mejor calidad del sueñoEl cuerpo humano está diseñado para dormir durante la noche y despertarse cuando sale el sol. Madrugar no solo hará que nuestro sueño sea más profundo y continuado, sino que permitirá quedarnos dormidos más fácil y rápido.
  4. Se desenvuelven mejor en la escuela y en el trabajoEsto principalmente se debe al efecto de “jet lag social” al que se enfrentan los trasnochadores. Vivimos en una sociedad con horarios laborales, educativos y sociales establecidos y muy arraigados, por lo que si nuestras horas de actividad están alineadas con estos horarios, se nos facilitará el ser más productivos y tener mejor rendimiento.

Si eres un alondra, compartes horario con estos reconocidos personajes: Steve Jobs, Tim Cook, Tim Armstrong, Marissa Mayer, Michelle Obama, Benjamin Franklin, Robert Iger, Kevin O’Leary.

Desventajas:

  1. Posibles trastornos alimenticios si la primera comida del día se tiene demasiado temprano
  2. Adicción a la cafeína al contemplarla como un activador y no como un elemento de disfrute
  3. Posible aislamiento social dado por la dificultad de participar en actividades nocturnas

Desequilibrios hormonales si se despierta antes del amanecer


Related Posts

Leave a comment